El zurdo Polini

Opinión Política Provinciales

Por Cristian Muriel

“No puede ser que produzcamos alimento para millones de personas en el mundo y en Argentina la mitad de la población sea pobre”. Lo dijo Juan Carlos Polini, “el zurdo” de Chaco Cambia, en la Expo Ganadera XXI. Además propuso profundizar las políticas de distribución de la riqueza.

Pero, ¿cómo alimentar a los que no comen? Veamos: en 2017 Gustavo Grobocopatel opinaba: “Somos 40 millones de habitantes y producimos alimentos para 400 millones. Debemos aprovechar esa capacidad”. Si sembrábamos más y exportábamos más, todo iría viento en popa.

De hecho el país había pasado de exportar 50 millones de toneladas de granos en 1994, a 130 millones gracias a los transgénicos. “Esta tecnología ha aumentado la productividad y ha abaratado los alimentos, por eso hay más pobres que comen. Es una forma bastante eficiente de combatir la pobreza”, meditaba.

Según esa lógica de derrame de glifosato y de ingredientes baratos a las mesas argentinas, hoy el país puede darse el lujo de tener sólo 40,6% de pobres y 10,7% de indigentes. Si no fuera por el campo, seríamos Burundi. Gracias Grobo.

Por eso Polini propone modificar la distribución de la riqueza alla Macri: bajando impuestos y eliminando retenciones. Porque si el campo gana más, ganamos todos.

Sería bueno que alguien le dijera que Macri no hizo ninguna reforma impositiva, y si bien eliminó los derechos de exportación del trigo, el maíz y el girasol y bajó las retenciones a la soja, más tarde los volvió a aplicar.

Fue después de la megadevaluación del 50% de 2018, cuando pese a los temores de Leandro Zdero, fuimos Venezuela, al menos en términos de depreciación de moneda: “Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar. Pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte”, rogó Macri y graficó: “Pasaron cosas”.

El zurdo Polini apela a la amnesia colectiva, o bien cree que el Chaco está habitado por un millón doscientos mil estúpidos y estúpidas.