Bioquímicos: nuestra jubilación

Gremiales Opinión Política Provinciales Salud Sociedad

Por Caroline Miño, Vilma Dellamea y Florencia Rojas

A pocos días de los comicios en nuestro Colegio profesional y en el Régimen de Previsión Social (RPS) es necesario recordar que con la jubilación no se juega. Nuestra caja jubilatoria fue creada hace más de 27 años y todavía no es rentable: no se llega a la mínima nacional.

Desde el oficialismo han afirmado que los jubilados del RPS cobran en el rango de los $ 36.000, pero colegas jubilados que cobran $ 9.000 ya los desmintieron. Y si alguno tuviera el privilegio de cobrar $ 36.000, aún así seguiría debajo de la línea de indigencia.

Tantos altibajos ha sufrido el circuito económico global del RPS que en algún momento la caja pasó a ser mixta (en parte solidaria) incorporándose un aporte para “que todos los jubilados bioquímicos tengan una jubilación vitalicia”.

Pero el sistema no está bien administrado y por eso la capitalización individual no es suficiente para cubrirnos de por vida. Si esto sigue así, ¿quién se va a hacer cargo de las potenciales consecuencias legales de una mala gestión que propicia asimetrías e inequidades?

Dicen que vamos bien, pero admiten que recién en 2016 “abrieron los ojos” cuando se contrató un actuario para relevar la capitalización del dinero de los bioquímicos y descubrieron que nos precipitaban al desastre. Lo cierto es que hubo al menos otros dos cálculos actuariales previos, uno de ellos en 2007 y otro en 2015 Tuvieron tiempo para hacer bien las cosas pero no supieron, no pudieron o no quisieron.

La improvisación y la falta de compromiso nos han llevado a esta situación. Es necesario un cambio de rumbo. Por eso desde la Lista Naranja proponemos un plan de evaluación de inversiones, asesoría financiera permanente y una política de transparencia para que el bioquímico sepa cómo se invierten sus aportes. Y mientras se regulariza el desmadre, trabajar activamente en un fondo de farmacia para asistir a los colegas jubilados que no llegan ni a los $ 10.000, y en un sistema de préstamos accesibles para cuestiones de subsistencia.

El relato no puede contra la realidad de los recibos de jubilación.

Caroline Miño, Vilma Dellamea y Florencia Rojas son candidatas al Régimen de Previsión Social del Colegio de Bioquímicos del Chaco. Las elecciones tendrán lugar el próximo domingo 31 de octubre.