Tener una mirada y hábitos inteligentes

Opinión Provinciales Salud

Por Mónica Persoglia

La pandemia nos golpeo y nos castigó con fuerza. Nos aburrió y se llevó mucha gente querida.

Ahora se han flexibilizado los protocolos aquí, hay menos casos, pero el virus sigue vivo. Pocos contagios, pero contagios al fin.

En Europa y hasta Rusia, quien creo una vacuna, las víctimas son numerosas. En algunas partes volvieron las restricciones.

Se sabe que habrá turismo, se acercan las fiestas. No perdamos lo conseguido, ese marco de “libertad condicional”, no abandonemos los hábitos de higiene, las aglomeraciones, el uso del alcohol o el termómetro.

Que los lugares públicos tengan sus protocolos, y que cada uno se preserve.

Si decimos CHAU AL BARBIJO, AL ALCOHOL, y comienzan a “amontonarse” con o sin deseo en lugares públicos, no se necesitará mucha ciencia para saber que en enero y al fin de la vacaciones podría haber un brote anunciado. Y quizás hasta se diga: JUSTO AL COMIENZO DE CLASES.

Aprovechemos lo aprendido en estos casi dos años en que se descubrieron y crearon nuevas formas de organización y comunicación.

Anuncian un refuerzo de vacuna, vale consultar y no ser indiferentes.