Institucionalizar el diálogo, hacer fluir posiciones

Opinión Política Provinciales

Por Daniel San Cristóbal

Una gran enseñanza que aún no hemos tomado en el Frente de Todes: las coaliciones, su riqueza y su funcionamiento. Hay mucho blabla, pero cero puesta en marcha. Algunos se emperran en construir en política con la lógica del “mando yo” o “manda mi partido”.

Y, desde este siglo o tal vez ya desde la última década del pasado, esa lógica entró en crisis (según mi humilde opinión). Los protagonismos son diversos, las direcciones son contradictorias o se intersecan y la diversidad, con un proyecto como el nuestro, se impone.

Eso requiere otra cabeza y otra actitud. Fue en su momento el acierto de construcción del FdT (con el antecedente claro del FpV por NK). Mecanismos de debate y procesamiento de las decisiones, por adentro y por afuera, sostienen y amplían las bases de sustento.

Tal vez ese haya sido el principal error en la negociación con el FMI, cerrar filas y ponernos de acuerdo en los objetivos respetando tiempos y opiniones. Sino no se entiende tanta dirigencia diciendo cosas contradictorias sobre los mismos hechos de la negociación.

La unidad requiere esfuerzos. Pero no se visibiliza que la máxima dirigencia nacional del FdT tome esa dirección. Se debe institucionalizar el diálogo, hacer fluir posiciones, acordar políticas. Las papas queman, la unidad se impone para que los conservadores no vuelvan a ganar.

Entiendo la frase de AF “el presidente soy yo”, pero no la comparto, él lo es por un esfuerzo colectivo que contribuyó a lograr el apoyo popular necesario. No puede decir que Cristina “tiene matices”, hay partes importantes del espacio que tienen cosas para decir, proponer y hacer

Hay gobernadores que reproducen ese error de considerarse el único apto para decidir. Capitanich es un ejemplo entre muches. Debemos retomar el espíritu del movimiento que construyó Néstor, y Cristina supo rescatar de las cenizas (también de fuegos traidores) a partir de 2017.

Como dije, las papas queman y la unidad se impone, no para garantizar el poder de unos pocos, sino para que las bondades del proyecto Nacional, Popular, Democrático y Feminista sean apropiadas por el pueblo.

Ninguna individualidad por encima del proyecto. Ya se dijo: un baño de humildad y ubicación.

Daniel San Cristóbal es militante del partido Frente Grande, exdiputado provincial y Contador Público.