Organizaciones redoblan ofensiva contra Gustavo Martínez: “Todavía nos deben la vida de seis compañeros de Sameep, son la escoria de la política en el Chaco”

Locales Política Provinciales
 Organizaciones redoblan ofensiva contra Gustavo Martínez: “Todavía nos deben la vida de seis compañeros de Sameep, son la escoria de la política en el Chaco”

Tras los enfrentamientos de ayer entre la policía y manifestantes del Polo Obrero en inmediaciones del palacio municipal de Resistencia, un grupo de organizaciones sociales, entre ellas el propio Polo Obrero, la CCC, Juana azurduy, Umel, CUBA y el Movimiento 20 de Diciembre, volvieron a marchar este martes al Municipio, pero pese a la mayor presencia policial no se registraron incidentes.

En sus discursos, los dirigentes José Porretti, del Movimiento 20 de diciembre, y Carolina Cammarano, del Juana Azurduy, manifestaron su solidaridad con la organización que en la víspera había sido dispersada por las fuerzas de seguridad, y denunciaron “el robo a mano armada” de la refuncionalización de espacios públicos en la capital chaqueña, así como la contratación millonaria de artistas para festivales al aire libre, mientras “no hay un peso” para reparar luminarias o semáforos.

Asimismo advirtieron que “cada vez que toquen a un compañero en la calle” volverán a manifestarse, y responsabilizaron al gobernador Jorge Capitanich por ser parte de un armado conjunto con Martínez de cara a los comicios del año que viene.

Finalmente, instaron al resto de las organizaciones a debatir un plan de lucha para frenar la embestida del jefe comunal “para que cumpla con todas y las postergadas reivindicaciones de los ciudadanos de Resistencia”.

José Porretti, Movimiento 20 de Diciembre

Reflexiones sobre la jornada que protagonizaron los compañeros del Polo Obrero el día de ayer, y la que estamos protagonizando el resto de las organizaciones. Centralmente tiene que ver con el carácter derechista, represor y corrupto del Ejecutivo de la Municipalidad de Resistencia. Porque este inmenso operativo policial tiene su origen en la protección de los grandes negociados que está haciendo el Ejecutivo municipal con el robo a mano armada de la reparación de las plazas de la ciudad de Resistencia.

Esos son los negocios que Capitanich con su policía le está garantizando a Gustavo Martínez: no al aumento de los salarios de los docentes, no al aumento de los salarios del personal de la Salud Pública, no al aumento de los salarios del personal policial, sino facturar por cuadruplicado el cambio de losetas y de los caminos en las plazas. Seiscientos millones de pesos por cuatro obras que con suerte pueden valer noventa. Ese es el contenido de la represión de ayer, y es el contenido del enorme despliegue policial que estamos viendo hoy.

Es por eso que estamos orgullosos de participar de esta actividad, porque a Gustavo Martínez no le vamos a perdonar una, porque él y Weisstein, su funcionario predilecto y cuñado, nos deben la vida de seis compañeros trabajadores de Sameep todavía, a los cuales los mandaron a morir en una fosa séptica repleta de inmundicia y de materia fecal, y hasta el día de hoy esos funcionarios siguen siendo funcionarios. Lo fueron de Sameep, fueron diputados, y hoy son funcionarios de Infraestructura. Imagínenselo a Weisstein controlando una obra y bregando para que no se le mueran los operarios. Lo repudiamos. Son la escoria de la política en el Chaco.

Ese es el contenido de este enorme despliegue policial que ha hecho hoy Gustavo Martínez, que es el de garantizar sus negocios, porque para traer artistas, en el Tiro Federal y pagarle siete, ocho o nueve millones de pesos hay dinero, pero para arreglar el alumbrado público y hacer que los semáforos funcionen no hay un peso. Entonces es la superficialidad del gobierno de Gustavo Martínez, que está siendo sostenido sistemáticamente por Capitanich, que también se dio el lujo de reprimir a los compañeros del Sindicato de Sameep hace un par de días en el puente.

En esta jornada vamos a denunciar al gobierno municipal, vamos a hacer responsable al gobierno provincial, de todas las necesidades que pasa la población en el Chaco, y nos vamos a comprometer como organización a discutir con el resto de las organizaciones un plan de lucha sobre el Municipio para que cumpla con todas y las postergadas reivindicaciones de los ciudadanos de Resistencia y del conjunto del Chaco. Nuestra más profunda solidaridad con los compañeros del Polo Obrero.

Carolina Cammarano, Juana Azurduy

Nosotras y nosotros no estamos dispuestos a que toquen a ningún compañero en la calle. No es para esto que echamos a la derecha. Si el señor Gustavo Martínez, intendente, cree que haciendo lo que está haciendo, golpeando, hoy no dejándonos llegar al Municipio… Cada vez que toquen a un compañero en la calle, esta va a ser la respuesta. Los que estamos acá hemos garantizado los derechos de los barrios, de los merenderos, acá: en la calle. Lo aprendimos las mujeres: a pelear en cada rincón de la provincia. No le vamos a dejar pasar a este mercenario, aparte que tiene violentos y mafiosos dentro de la cúpula del municipio, que hoy se dé el gusto de tocar a los compañeros en la calle.

También hacemos un llamamiento al resto de los movimientos sociales con aquellos que hemos acompañado cada vez que los han golpeado o los ha llevado la cana. Y una cosa clara que hay que dejar: esta responsabilidad también es del Ejecutivo, del señor Goberndor, porque la policía le responde a Jorge Capitanich. Y acá se está viendo la alianza para el 2023. No lo olvidemos: el señor Gustavo Martínez no va a tener un voto en ninguno de nuestros barrios. Porque esta es la respuesta: imagínense que hoy, manejando un municipio, es capaz de pegarnos, mandarnos a amedrentar, a perseguir con la policía, imagínense si este señor llega a ser gobernador. No se lo vamos a permitir.

Hoy no podemos llegar a la Casa del Pueblo, porque como todos saben, el Municipio y la Casa de Gobierno es la Casa del Pueblo. Hoy nos para una movilización masiva con montada, con hidrantes a un grupo de mujeres y luchadores. Tampoco vamos a estar del lado de la violencia, porque eso es lo que quieren decir: que nosotros, los manifestantes, somos violentos. ¡No! Instamos siempre al diálogo, pero el diálogo no es con mafiosos y con gente que vende drogas, el diálogo es con el pueblo, se viene a reclamar comida porque en los merenderos hay hambre. No nos olvidamos que hace menos de cuatro días vinimos a reclamarle al señor intendente la canchita de Laguna Argüello.

Nota relacionada