Por presuntos sobreprecios en obras municipales, piden auditoría al Tribunal de Cuentas y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas

Locales Política Provinciales Representantes
 Por presuntos sobreprecios en obras municipales, piden auditoría al Tribunal de Cuentas y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas

Los concejales de Resistencia Fabricio Bolatti y Alicia Frías, junto a la Dra. Cecilia Rivero y el Ing. Víctor Hugo Pastore, vecinos autoconvocados que integran la Asociación Vecinal Resistenciana, concretaron presentaciones en el Tribunal de Cuentas y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, solicitando auditorías o controles sobre las obras que el Municipio ejecuta en los espacios verdes comunitarios más importantes de la ciudad, más precisamente sobre la Plaza 25 de Mayo de 1810, la Laguna Argüello y el Parque Intercultural 2 de Febrero.

Sostienen que ya se presentaron dos pedidos de informe respecto a las obras citadas, haciendo uso de las facultades constitucionales y las otorgadas por la Carta Orgánica que tienen las y los ediles. La primera presentación fue realizada en octubre de 2021 y la segunda en marzo de este año, las que “hasta el momento no generaron ninguna respuesta por parte de quienes están obligados a contestar, el Intendente en este caso”.

En tanto, Bolatti generó dos informes que contienen análisis de costos y evaluación de una de las obras planteadas -y cuyo esquema se repite en parte en otras de las citadas potenciales contrataciones- que concluyeron en la posible existencia de sobreprecios que, en algunos casos, superan el 100%.

“La llamativa resultante de las primeras licitaciones (es que) una sola empresa habría ganado todas las disputas de precios, siendo que la misma no se destaca por sus antecedentes como empresa constructora, y sí por su cercanía a las gestiones del actual Intendente”, señalaron.

Son estos los aspectos -ya denunciados públicamente- los que propiciaron el pedido de intervención de los organismos de control, para que se evalúe “dar inicio a una auditoría, investigación, seguimiento, estudio, etc, o lo que se considere pertinente, a los efectos de dilucidar esta cuestión, la que podría ser en parte preventiva para la la aplicación de medidas de corrección, evitando así el mal uso de los recursos públicos, y bregando por el fortalecimiento de la Instituciones”.

“La envergadura de la inversión, porque estamos a tiempo y porque ambos organismos tienen la responsabilidad y facultad otorgadas por la ley y la Constitución Provincial para controlar las administraciones, patrimonios, operatorias y gestiones de los Municipios en sus diferentes aspectos, deberían motivar a la adopción de las medidas necesarias para prevenir y corregir cualquier irregularidad, ya sea a través de auditorías, investigaciones, evaluación de planes, programas, proyectos y operaciones, recabar la documentación y elementos que consideren necesarios, y sin necesidad de autorización judicial”, subrayaron.

“Los organismos de control son los que deben dilucidar esta cuestión, no podemos seguir viendo las obras o los chapones que cierran plazas sin tener en claro qué se hace y cuánto cuesta finalmente”, concluyeron los y las denunciantes.