Tarjetas de débito y crédito… dinero electrónico… efectivo… todo junto

Opinión Sociedad

Por Mónica Persoglia

Está en circulación, con un aparente progreso del mundo financiero, una instancia que surge aceleradamente, beneficiando a algunos, sorprendiéndolos a otros, creando dificultades de muchos, pese al gran avance tecnológico.

Siempre los cambios en la modalidad fueron difíciles, esto no fue progresivo, fue acelerando todo.

Las tarjetas de débito dan un beneficio al que la posee y facilita a empresarios y entes bancarios.

Las otras, las de crédito, arrastran y motivan a generar inversiones o gastos, están los que se administran y los que se endeudan. Las financieras llevan su mejor parte.

Pero existe una gran mayoría que SOLO QUIERE EFECTIVO, a ellos dificulta la organización de sus finanzas. ¿Se retira una parte o se retira todo de los cajeros automáticos?

Están los creativos que nacieron en la pandemia que con un posnet iniciaron ventas delivery un termino ajeno que significa a domicilio.

Dos años de cultura puerta a puerta que mantenía a resguardo el efectivo, ahora algunos regresan a su modalidad Retirar en tienda.

Como toda las cosas siempre hay ganadores y perdedores. Una amplia población mayor se vio en 2020 y 2021 con un servicio que les permitía proveerse sin salir de sus casas, además de aquellos que por alguna discapacidad beneficiaba la medida.

Ahora aumentó la demanda de efectivo, porque en Argentina los delincuentes son los más agudos para ver las oportunidades de robo, ahora roban POSNET. Ahora no hay cobros a domicilio de esa manera. Tampoco se ve que las autoridades se hayan dado cuenta. Y muchas necesidades esenciales se vieron perjudicadas, tanto comerciantes como clientes.

Es cierto, hay otras formas, las aplicaciones, las transferencias, servicios on line. Muchos medios de pago… que no todos aceptan, y no todos pueden realizarlos, en algunos casos se siente una despersonalización, que se llama modernidad… Están los que no tienen abierta una caja de ahorro, los que no manejan home banking.

Pero están los emprendedores que simplemente por Facebook o Instagram generaron su fuente de trabajo sin que nadie los ayude, y van hacia delante.

Lamentablemente el adulto mayor, el discapacitado, el disminuido, no siempre puede acceder o aprender estos medios y quedó fuera del sistema, y no tiene quien lo ayude. No son pocos. Porque el mundo se digitalizó y algo más grave, por una delincuencia que nace en la misma época ellos son personas vulnerables en una calle, una cola, aunque sea de planes sociales

La era digital, es el gran paso para el futuro… queda resolver lo otro, la delincuencia, que atenta contra todo progreso.

Las soluciones y medidas serán de quienes saben de SEGURIDAD E INSEGURIDAD.