Siguen corriendo el arco a la derecha

Opinión Política

Por Marcelo Salgado

¿Qué fenómeno político está ocurriendo en nuestro país, que dirigentes y referentes políticos progresistas en algunos temas no se distinguen de conservadores y extremo liberales?

De CFK, Larroque y Hebe hasta Macri, Bullrich o Espert han puesto en la mira a los planes sociales y en especial a las organizaciones sociales sin distinción o pertenencia.

A diferencia de CFK y Macri, ningún piquetero fue presidente, gobernador o intendente, es decir tuvo la lapicera para firmar los destinos del país, resolver la pobreza y la creación de empleo. Aun así, nuevamente los movimientos sociales son blanco de ataques, difamaciones y estigmatizaciones por parte de los dos lados de la grieta.

No es solo la crisis estructural de la economía argentina, la pandemia o la guerra en Ucrania que explica el aumento la pobreza y el desempleo o aun el salario formal que no llega a cubrir la línea de la pobreza o el salario informal que apenas supera la línea de la indigencia.

Sino que sobre el malestar social, los miedos y las angustias que genera esta situación, tenemos una agenda mediática y política que taladra día y noche con una agenda de extrema derecha que cataliza esos sentimientos y corre el eje, que no explica las causas sino que penaliza las consecuencias de las políticas que se aplican.

El papel de los “Milei’s”, que por ahí captan a una parte del electorado, no aspiran a gobernar el país, no necesitan hacerlo por ahora, su papel es reinstalar en una nueva fase los valores y la agenda neoliberal que fue retrocediendo en todo el mundo, no ya como una “novedad” como lo fue en los 90 después de la caída del muro de Berlín, sino como el ataque final a lo que queda del estado de bienestar y las políticas sociales que todavía dan alguna respuesta al pueblo.

Y por lo visto, cuando sectores políticos progresistas, para conservar algunos votos, adoptan la agenda de los medios hegemónicos, la batalla cultural la están ganando los que corren el arco muy a la derecha.