Sos un burro

Lectores Opinión Sociedad

Por Mónica Persoglia

Era común antes le dijeran como a Coco “Sos un burro”, porque se equivocaba, le costaba aprender.

Eran tiempos en que los coscorrones y tirones de oreja los daban a cada error. No se sabía mucho de pedagogía, si mucho de querer enseñar con vocación, pero ignoraban las causas de los problemas de aprendizaje.

Coco se convenció que era Burro y lo creía, entonces se daba permiso para no esforzarse total igual le iba a salir todo mal.

La verdad no lo era, no le gustaba la escuela, le gustaban las herramientas de su padre herrero.

Estudió porque en su casa eran severos, y luego fue muy trabajador y exitoso porque con pocos elementos comenzó y llegó a montar una fábrica de puerta metálica.

El burro tiene sus características, pero tiene sentido de supervivencia, una vez dieron por muerto a uno y lo tiraron a un pozo, y le iban tirando de a una palada de tierra. El burro a cada palada removía con sus patas y se paraba encima, de ese modo llegó a la superficie venciendo a la muerte, cuando nadie lo creía.

Nadie es burro a la hora de defender su vida.