19 de noviembre: día de lucha contra el abuso sexual de niñas, niños y adolescentes

DDHH Opinión Política Sociedad

Por Fundación Al FIN JUSTICIA para niñas, niños y adolescentes víctimas de abuso sexual

Ley Nacional 26.316 que instituye el día 19 de noviembre de cada año como “Día Nacional para la prevención del Abuso contra los Niños, Niñas y Adolescentes” fue sancionada en noviembre de 2007 y a nivel provincial se aprobó la adhesión mediante Ley 1729-E.

Desde la Fundación Al Fin Justicia consideramos que este día es una herramienta más que nos permite continuar visibilizando esta problemática social, profundizar su prevención como así también dar cuenta sobre los avances como también sobre lo que es urgente modificar en torno a las intervenciones y abordajes, en particular en el ámbito de la justicia, ante las denuncias de abuso sexual contra niñes como adultos/es que fueron víctimas en su infancia.

En ese sentido, queremos destacar en el caso de adultos/as sobrevivientes la aplicación de ley 27.206 conocida como de “Respeto a los Tiempos de las Víctimas” en nuestra provincia.

Cabe recordar, que la Sala Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia del Chaco determinó en el fallo Nº 88/19 que corresponde la aplicación retroactiva de la ley 27.206 para juzgar hechos ocurridos previos a su promulgación.

También, debemos mencionar la historia de Belén y Rosalía –sobrevivientes de abuso sexual en la infancia–, quienes pudieron denunciar luego de más de treinta años de acaecidos los hechos tras la reforma penal establecida en dicha norma.

Este caso, que movilizó a la comunidad chaqueña bajo la consiga “Justicia por Belén y Rosalía”, estuvo caracterizado por la lucha de organizaciones de mujeres, feministas y disidencias sexuales, dando cuenta que esta ley surge y se logra aplicar en un contexto en el que las movilizaciones feministas son protagonistas en el reclamo de demandas jurídicas.

El caso sería considerado el más antiguo de la Argentina, los abusos sucedieron entre 1979 y 1986 aproximadamente y, más de treinta años después, Belén y Rosalía pudieron decir “al fin, justicia”.

Esta reforma incorporó el tiempo de las víctimas y modificó la manera de abordar jurídicamente los delitos sexuales en las infancias al reconocer los obstáculos que deben atravesar para poder hablar, realizar la denuncia e incluso sostener todo un proceso en el ámbito judicial. La respuesta jurídica androcéntrica ante las víctimas adultas siempre fue: “Llegaste tarde” o “¿Por qué hablas ahora?”.

La ley 27.206 incorpora el enfoque de las víctimas al entender que se trata de niños, niñas y adolescentes que dependían de un mundo de adultos y que, además, las mismas hablan cuando pueden, siguiendo sus propios tiempos incuestionables.

El caso de Belén y Rosalía no es el único, otras sobrevivientes adultas también han podido acceder a la justicia y se encuentran programados varios juicios con características similares.

Sin embargo, este 19 de noviembre también debe convocarnos para seguir luchando para erradicar este delito y denunciar el acoso legal en la niñez cuando adultes protectores denuncian abuso sexual y como respuesta se pone en marcha todo un mecanismo y estrategias para la negación del delito.

Son reacciones violentas en contra de los avances en la protección integral de la niñez.

Como ya no alcanza con decir que “los niños mienten”, los ataques se dirigen hacia las madres, adultos protectores y profesionales (mayoría psicólogas/os) que los acompañan, recurriendo para ello a la utilización del falso Síndrome de Alienación Parental (SAP) (1) y a la estrategia del backlash (2), entre otros mecanismos dilatorios en el litigio donde el poder económico de los denunciados, la asimetría jerárquica entre las partes y el lobby de estudios jurídicos “especializados” –además de ser un gran negocio– consagran la impunidad de estos delitos.

Casos paradigmáticos de este acoso son el de la niña Cielo, como de Arcoris en La Rioja, Martín de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Solcito en Santa Fe, y tantos otros niños y niñas de nuestro país.

Se impone un enfoque adultocentrico y familiarista, donde se defiende los derechos parentales a ultranza estableciendo “revinculaciones forzadas”, minimizando factores de riesgo de NNyA e incluso se llega a considerar como víctimas más vulnerables que NNyA a quienes les han ocasionado un daño gravísimo al someterlos a violencias y abusos provocándoles secuelas que los/las atravesaran toda la vida.

Lamentablemente tenemos que decir que es recurrente este tipo de accionar cuando adultes protectores denuncian en la justicia incesto, abuso sexual o maltrato en el ámbito intrafamiliar.

Es por todo, esto que seguiremos luchando por infancias libres de violencias y la aplicación de la ley 27.206.

#Respeto a los Tiempos de las Víctimas

#Qué la Justicia sea costumbre

#Yo Si Te Creo

Referencias:

1- El SAP fue creado por Richard Gardner. Esta falsa teoría calificada como pro-pedofílica y sexista, era aplicada en el ámbito judicial en los casos de abuso sexual paterno filial para sostener que los niños, “alienados” por la madre, relataban abusos que no habían existido. En nuestro país el ex juez Cárdenas introduce esta falsa doctrina y se propaga por los tribunales, principalmente del fuero de familia.

2- El backlash o según su traducción: “reacción adversa poderosa ante un movimiento social o político”, implica el ataque y denuncias contra madres protectoras y profesionales que acompañan a las infancias, recurriendo incluso a los colegios de profesionales con falsas denuncias para lograr la suspensión del profesional y, por otro lado, conseguir archivar la causa como así también revinculaciones entre agresor y víctima.